Categorías: Noticias

Una caída grave en moto se queda en leve por ir bien equipado. ¿Y tú, cómo vistes cuando pilotas?


“La equipación que llevo está haciendo su trabajo: el airbag ha saltado, protegiéndome el tronco (pecho y espalda). Voy dando vueltas sobre el asfalto a 110 km/h, pero el casco aguanta, al igual que el traje, las botas y los guantes. La adecuada indumentaria motera que llevo está cumpliendo perfectamente como luego, cuando la noria en la que me he convertido se detenga, comprobaré”.



En el mundo de la moto hay una máxima que dice así: “Hay dos clases de moteros, los que se han caído y los que se caerán”. Lo cierto es que el que va en moto corre el riesgo de irse al suelo y si ocurre, debemos evitar daños mayores. ¿Cómo? Primero, conduciendo con prudencia y, segundo y fundamental, equipándonos adecuadamente para garantizar nuestro físico, como pude comprobar en mi propia piel, tal como cuento aquí, motivo del artículo: concienciar.

En mi vida de motero, desde los 14 años, he “besado” el suelo en más de una ocasión, si bien, en la mayoría de ellas, sin apenas consecuencias físicas. Nunca me he fracturado hueso alguno, esguince todo lo más y algún raspón. Pero, nunca digas nunca jamás… Porque, después de años sin caerme, he sufrido un accidente grave, que, afortunadamente, se ha quedado en leve. Y ello gracias a ir perfectamente equipado…
Y a la suerte, cierto, que yo la tuve, al no impactar contra nada, pero sin lo anterior, vestir como se debe yendo en moto, no hay fortuna que valga.

¿La caída? Resumo: Circulo a 110 km/h por la A5 en un tramo de 120 km/h. Voy adelantando por el carril izquierdo, poco antes de abordar una curva amplia. El sol de cara me deslumbra y, sin darme cuenta, sigo recto rozando la maleta izquierda con el guardarraíl central… y me voy al suelo convirtiéndome en una peonza sobre el asfalto. Y aquí entra la perfecta equipación, ropa y accesorios especialmente diseñados para el motero, que me protege el ‘envase’ que, dicho sea de paso, también aguanta.

Qué llevo puesto: El traje Rallye y botas altas, ambos BMW Motorrad; casco modular AGV; guantes cortos Revit y, el toque final: el chaleco airbag Dainese Smart D-Air® V2.

Cuando paro de dar tumbos sobre la autovía, me levanto de inmediato (la máxima de todo motero: ponerse en pie sin dilación). El cuerpo me permite hacerlo, “no hay nada roto”, me digo; cruzo la calzada y pido a Candi y Jose, mis ángeles de la guarda (ellos cierran con el “coche escoba” la comitiva de Km Solidarity en su ruta ‘En busca de la sonrisa perdida’, siendo la mía la última moto del grupo), y a los conductores que se han detenido, que levanten la moto y la sitúen en al arcén.

Me echo un vistazo. La chaqueta, los pantalones, las botas, los guantes, el airbag, que, efectivamente, se ha activado, y el casco, una vez me lo quito, todo ha aguantado, aunque los destrozos en las prendas y el calzado son considerables -ninguno de ellos deja al aire ni un solo mm de piel de mi cuerpo-, y los golpes en el AGV bien patentes, tal como muestran las fotografías.

Pero yo estoy bien, no tengo ninguna herida, puedo andar, aunque siento dolor en el pie izquierdo (en el hospital me detectarán una fractura en el maléolo, poniéndome una férula, mal menor, sin duda, por lo que podía haber sido) y antes de que llegue la ambulancia (avisada por el SOS de la BMW R 1250 GS accidentada, ¡qué alivio escuchar la voz amiga que te socorre de inmediato!), me cambio y me visto de “paisano”.

Por cierto, mis cámaras y ordenador -además del equipaje- quedaron intactas, me pregunto qué hubiera ocurrido si en vez de transportarlas en las maletas rígidas BMW Motorrad, como iban, las hubiera llevado en unas blandas…

El resto, lo preceptivo en estos casos: ingreso en Observación del Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina (mi agradecimiento a todo el personal del centro que me atendió con diligencia y amabilidad y también a la Guardia Civil de Tráfico), donde me hacen un montón de pruebas, y todo está bien, salvo el citado pie izquierdo. Durante las ocho horas que paso allí mirando al techo, único “paisaje” que me permite ver el collarín inmovilizante que me han colocado en el cuello nada más entrar en la ambulancia, reflexiono sobre lo sucedido y agradezco a los dioses la suerte que he tenido, pues en mi “loca” carrera sobre el asfalto nada se ha interpuesto en mi camino, afortunadamente.

También pienso que, si en vez de ir perfectamente vestido como iba, hubiera circulado como veo a muchos moteros -que van (casi) en cueros-, ahora estaría desollado, como poco. Reconozco también la protección fundamental del airbag (por eso lo llevo, aunque era la primera vez que hacía “uso” de él) y del casco, que valen una pasta, como todo lo que vestía, pero lo caro sale barato y viceversa, una máxima que no hay que olvidar, al igual que esta otra: Si no vas perfectamente equipado, no vayas en moto, te puede salir muy caro.

(Mi agradecimiento a Km Solidarity, la ONG motera más grande de España, integrada por personas buenas y solidarias…).
(Nota: La foto de apertura, la hizo Eduardo San Vicente cuatro días después del accidente, ocurrido a principios de octubre; la que estoy junto a mi moto, es bien reciente, ya -casi- rehabilitado).

Por José Mª Alegre (texto y fotos)

Entradas recientes

Miles de aficionados visitan ClassicMadrid disfrutando de las joyas de cuatro y dos ruedas expuestas

Miles de aficionados visitaron ClassicMadrid, Salón Internacional del Vehículo Clásico. En la nueva convocatoria de los vehículos clásicos, que ha… Leer más

27 febrero, 2024

El ‘Racing Green’ del F1 de Fernando Alonso es el color elegido por los compradores de un Aston Martin

Los podios de Fernando Alonso pilotando el Aston Martin de F1 decorado con el ‘Racing Green’, ha hecho que los… Leer más

27 febrero, 2024

Jaime Sornosa, ‘Correcaminos’, pluricampeón del automovilismo, homenajeado en el Salón ClassicMadrid

En ClassicMadrid se vivió un entrañable homenaje al pluricampeón piloto y periodista del motor Jaime Sornosa, conocido como ‘Correcaminos’. La… Leer más

26 febrero, 2024

Cómo conducir nuestra moto en lluvia

Con la llegada de la temporada de lluvia, es crucial abordar cómo el agua y la humedad influye en la… Leer más

26 febrero, 2024

Kawasaki Racing Team y Motul unen sus fuerzas en el WorldSBK

Motul se convierte en el socio oficial de lubricantes y mantenimiento del Kawasaki Racing Team (KRT) en el Campeonato del… Leer más

23 febrero, 2024

El smart #3 Pro+ obtiene 5 estrellas Green NCAP

El smart #3 Pro+ ha recibido la calificación más alta de cinco estrellas por parte del European Green NCAP, organización… Leer más

23 febrero, 2024