Cake, la marca sueca de motos ligeras y minimalistas totalmente eléctricas, llega a España. Desde 6.500 euros

Cake es una compañía sueca que diseña y fabrica motos ligeras 100% eléctricas nacidas de la pasión por los deportes extremos y por desarrollar productos de gran calidad, elevado rendimiento y sostenibles, consciente de que el desarrollo de la propulsión eléctrica supondrá un cambio positivo en el futuro de las motos y que sus clientes lo aprecian.

Recambios Getafe

Sus diseños minimalistas, con una gran pureza de líneas, no dejan de lado la funcionalidad, con una versatilidad nunca antes ofrecida por ningún fabricante. No en vano, un modelo como la Ösa ofrece hasta mil posibilidades de configuración diferentes. Para adaptarse tanto al esquiador o surfista que quieren llevar sus tablas como para el reparto de comida a domicilio sin que ésta pierda su temperatura o al carpintero que no sólo traslada en ella sus herramientas eléctricas sino que emplea la propia moto como generadora de energía para utilizarlas.

La ligereza es uno de los campos en el que los ingenieros de Cake más han trabajado. Su drástica reducción de peso frente a una moto convencional de combustión facilita mucho la conducción al tiempo que la vuelve más divertida, con una gran agilidad en sus movimientos y la característica instantánea respuesta del motor eléctrico con entrega de potencia/autonomía en tres niveles.

El gran silencio de marcha con el que se mueven las Cake potencia aún más la experiencia de conducción de sus usuarios, que les permite disfrutar de unas sensaciones de su entorno que de otra forma les pasarían inadvertidas. Pero, sobre todo, aumenta el nivel de respeto hacia nuestro entorno y hacia los que comparten el espacio con nosotros, ya sean los peatones por la ciudad, los compañeros de excursión o los animales por el campo o, simplemente, tus vecinos cuando abandonas el garaje de tu edificio camino de una aventura mucho antes de que salga el sol.

Su sencillez mecánica ofrece un mantenimiento casi marginal. Limpiar tu Cake, cambiar neumáticos, engrasar la cadena, revisar los frenos y la suspensión es todo lo que hay que hacer. Simplemente hay que cargarlas en una toma de corriente doméstica, entre 2 y 3 horas, para alcanzar el 80% y 100% respectivamente, y a disfrutar.

Una atractiva y versátil gama

Las motos de Cake destacan por su simplicidad, con una construcción modular como si fuese un Lego, que permite adaptar cada modelo a un sinfín de necesidades. Con unos 70-75 kg de peso, baterías con autonomía de hasta 3 horas (más de 100 km) y una velocidad máxima superior a los 100 km/h.

La actual gama de Cake se articula alrededor de tres series: Race, como motos de enduro desde una óptica deportiva; Freeride, para disfrutar al aire libre sin limitaciones y Explore & Commute, que representa la opción urbana de mayor practicidad. Unas motos capaces de satisfacer tanto a quien no tiene experiencia en la conducción de motos, por su facilidad de uso, como a un experimentado piloto, por sus prestaciones, capacidad de tracción e inmediata reacción a las órdenes sobre el acelerador.

  • Serie Freeride es la moto de todoterreno ideal para disfrutar al máximo del campo. Con opciones homologadas para su matriculación para trasladarse desde la ciudad a la senda menos transitada. Un modelo desarrollado con algunos componentes provenientes de las bicicletas de DH (descenso) para obtener grandes prestaciones, un bajo peso y una gran manejabilidad. Con tres modos de conducción (Excel, con autonomía de una hora; Excite de 2 horas y Explore, de hasta 3 horas) y cuatro niveles de retención.
  • Kalk OR, es la versión de mayores prestaciones. La mejor por su relación peso/potencia, con: 69 kg (52 kg de la moto + 17 kg de la batería), motor de 11 kw con 280 Nm de par máximo y una autonomía de 3 horas con su batería de 2,6 kwh y una velocidad máxima de 90 km/h. Sus suspensiones están firmadas por Öhlins y su precio es de 13.000 euros.
  • Kalk&, es la versión matriculable derivada de la Kalk OR, con una potente iluminación led, intermitentes y todo lo necesario para desenvolverse con la misma soltura por la urbe que por la trialera más complicada. Y, por supuesto, con la amortiguación desarrollada por Öhlins específicamente para Cake. Pesa 79 kg, tiene un motor de 10 kw con 280 Nm de par máximo y una autonomía de hasta 83 km* con su batería de 2,6 kwh y una velocidad máxima superior a los 90 km/h. Su precio es de 14.000 euros.
  • Kalk INK, cuenta con la misma tecnología y sistema de propulsión de la Kalk OR pero con unas ruedas no tan livianas, prescinde de las bieletas y su amortiguación no resulta tan elaborada. Pesa 77 kg, tiene un motor de 11 kw con 280 Nm de par máximo y una autonomía de hasta 3 horas con su batería de 2,6 kwh y una velocidad máxima superior a los 90 km/h. Su precio es de 9.500 euros.
  • Kalk INK&, se trata de la versión matriculable de la Kalk INK, con: 83 kg de peso, un motor de 10 kw con 252 Nm de par máximo y una autonomía de hasta 83 km con su batería de 2,6 kwh, una velocidad máxima superior a los 100 km/h y un precio de 10.500 euros.
  • Serie Race representa a las motos eléctricas de todoterreno puras, desarrolladas para obtener el máximo rendimiento y ofrecer las más altas dosis de diversión a quienes se ponen a sus mandos. Muy ligeras, silenciosas y limpias, pero también muy potentes. Están destinadas a circuito o fincas privadas, pues no están homologadas para su uso en la vía pública.
  • De la Race deriva la Kalk OR Race, modelo tope de gama de Cake. Lleva suspensiones Öhlins, pesa 75 kg, un motor de 11 kw con 280 Nm de par máximo y una autonomía de 3 horas. Por 13.000 euros.
  • Y la Kalk INK Race, de 78 kg, motor de 11 kw con 252 Nm de par máximo y autonomía de 3 horas, por 10.500 euros.
  • Explore & Commute, esta serie cuenta con una representante: la Ösa, la moto que con sus mil accesorios es capaz de adaptarse a cualquier persona, a cualquier trabajo, a cualquier deporte o a cualquier actividad al aire libre. Todo se articula alrededor de un gran travesaño longitudinal de color gris que configura una moto completamente modular. Tan apta para rodar por asfalto como fuera del mismo y cero emisiones, olvidándonos de la habitual visita a la gasolinera.
  • De este modelo deriva la Ösa+, la versión más alta de la gama, con un motor de 10 kw con 151 Nm de par máximo, velocidad máxima superior a los 90 km/h y autonomía de 84 km. Con un peso de 72 kg, su precio parte de 8.500 euros.ç
  • Y la Ösa Lite, matriculada como ciclomotor. Su velocidad está limitada a 45 km/h, ofreciendo la versatilidad de la Lite. Pesa 70 kg y su autonomía puede llegar hasta 92 km. Desde 6.500 euros.

Toda la gama de Cake Motorbikes cuenta con una garantía de 2 años sin límite de kilómetros y se puede financiar con unas ventajosas condiciones especiales a través de Cetelem, la filial de BNP Paribas, especialista en préstamos personales a particulares.

Comentarios desactivados en Cake, la marca sueca de motos ligeras y minimalistas totalmente eléctricas, llega a España. Desde 6.500 euros

Catalogado como Motos, Noticias

Comments are closed.