El Alfa Romeo Giulia obtiene cinco estrellas en las pruebas Euro NCAP

Alfa-Romeo-Giulia

El nuevo Alfa Romeo Giulia se confirma como una de las berlinas más seguras del mercado tras obtener la máxima calificación de cinco estrellas en las pruebas Euro NCAP. La marca italiana asegura que esto es resultado de la presencia de multitud de sistemas de seguridad y de una carrocería tan rígida y resistente como ligera.

Ascauto (Fiat, Alfa, Abarth, Jeep)

La nueva berlina deportiva Alfa Romeo, el Giulia, ha logrado la máxima calificación de cinco estrellas en las pruebas de Euro NCAP. Esto ha sido posible gracias a dos elementos fundamentales: por una parte, la adopción de numerosos e innovadores dispositivos de seguridad. Por otra, la eficiencia de una carrocería tan rígida y resistente como ligera, con un amplio uso de materiales ultraligeros como la fibra de carbono, el aluminio y los materiales compuestos de aluminio.

El Alfa Romeo Giulia incorpora un diseño y una construcción sin compromisos para convertirse en el nuevo paradigma de la marca italiana, además de punto de referencia de todo el segmento, también en el ámbito de la seguridad. El Giulia brinda soluciones técnicas innovadoras para garantizar un comportamiento dinámico excelente que se traduce también en una elevada seguridad de marcha.

Entre los contenidos más sofisticados cabe destacar el Integrated Brake System (IBS), que reduce sensiblemente la distancia de frenado (de 100 km/h a 0 en 38 metros para el Giulia y en 32 metros para la versión Quadrifoglio), el sofisticado esquema de suspensiones con tecnología exclusiva AlfaLink y la dirección más directa del segmento, elementos que aseguran el máximo agarre en carretera y un control sencillo e intuitivo del vehículo en cualquier situación.

Si hablamos de dispositivos de asistencia al conductor, el nuevo Giulia también está a la vanguardia. Por ejemplo, son de serie en toda la gama el Forward Collision Warning (FCW) y el Autonomous Emergency Brake (AEB) con función de reconocimiento de peatones que, mediante el uso de un sensor radar y una cámara integrada en el parabrisas, detectan la presencia de posibles obstáculos o vehículos presentes en la trayectoria del automóvil, alertando al conductor del riesgo de colisión inminente. Si el conductor no reaccionara a tiempo, el sistema acciona automáticamente los frenos, evitando el impacto o mitigando sus consecuencias. Además, gracias a la función de reconocimiento de peatones, mediante la interpretación de la información procedente del radar y de la cámara, el AEB es capaz de detener el vehículo de manera autónoma a velocidades de hasta 60 km/h.

Por último, pero no menos importante, el equipamiento se completa además con el Lane Departure Warning (LDW), también de serie en toda la gama, que detecta los cambios de carril involuntarios, y el Blind Spot Monitoring (BSM) con función Rear Cross Path Detection (opcional) que, vigilando con sensores el área alrededor del vehículo, asiste al conductor al cambiar de carril, al adelantar y al salir de una plaza de aparcamiento, controlando los vehículos que pudieran acercarse causando peligro.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario