El Citroën CX ya es ‘cuarentón’

1-Citroen_CX_1

Presentado en el Salón del Automóvil de París de 1974, el francés fue uno de los modelos más ‘rompedores’ de su época. Innovador y seguro –estrenó el ABS en la industria gala–, el Citroën CX registró unas ventas superiores a 1,2 millones de unidades.

 

Los lectores que nacieron a finales de los años sesenta del siglo pasado, recordarán que el Citroën CX fue uno de los automóviles más rompedores de su época. Un modelo que, por cierto, se ha convertido en cuarentón, ya que vio la luz en el Salón del Automóvil de París de 1974.

Concebido por Robert Opron, el CX tenía una longitud de 4,63 metros y, sin duda, puede considerarse un vehículo innovador. Por ejemplo, debido a la crisis del petróleo de 1973, se convirtió en la primera berlina de Citroën en montar un propulsor alimentado por gasóleo. Y en el ámbito de la seguridad, estrenó el sistema antibloqueo de frenos (ABS) en la industria francesa en 1985.

2-Citroen_CX_2

Además, basaba sus principales ganchos en la aerodinámica –al respecto, la denominación CX (siglas empleadas para referirse al coeficiente aerodinámico) no era casual–, la ergonomía, el confort y su comportamiento en carretera. Es lógico, pues, que no tardase en conquistar a los usuarios del Viejo Continente y ganar el prestigioso galardón de Coche del Año en Europa.

3-Citroen_CX_3

Volviendo al comportamiento, el CX heredó la suspensión hidroneumática del DS y la dirección de asistencia variable, en función de la velocidad, del exclusivo SM. En cuanto a su gama, se amplió en 1975 con una variante familiar (break), a la que siguieron la deportiva 2400 GTi (1977), con inyección electrónica, y la denominada Prestige (1978), 28 centímetros más larga.

El Citroën CX se comercializó hasta 1991 y sus ventas superaron los 1,2 millones de unidades.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario