MAN quita los retrovisores sustituyéndolos por pantallas en la cabina, eliminando así los ángulos muertos

Uno de cada diez accidentes de patinetes y bicis se produce con vehículos pesados debido a los ángulos muertos en los retrovisores. Para evitarlo, el fabricante de camiones los elimina con MAN OptiView, sustituyéndolos por un sistema de cámaras y pantallas de alta definición alojadas en el interior de las cabinas que representan una ayuda real a la conducción.

Coplace

En España hay cerca de nueve millones de usuarios entre bicicletas y patinetes, fruto de la eclosión de las nuevas fórmulas de movilidad. Al mismo tiempo, estamos ante el auge de la logística y de las entregas de comercio electrónico, la llamada última milla, con el consiguiente incremento del tráfico de vehículos comerciales e industriales. Y esta coexistencia sugiere que en uno de cada diez siniestros de bicis y patinetes haya un vehículo pesado o comercial ligero implicado, siendo los ángulos muertos la principal situación de riesgo, según datos de la DGT.

Para evitarlo, MAN Truck & Bus ha desarrollado una generación de vehículos en torno a un nuevo concepto de Responsabilidad Social de Camión (RSC), cuyas innovaciones tecnológicas están pensadas por y para la seguridad vial del resto de convivientes de la vía, consiguiendo, entre otras cosas, eliminar los ángulos muertos en beneficio de todos. Y lo ha hecho de una manera singular y pionera, eliminando los retrovisores.

Con MAN OptiView los retrovisores son sustituidos por un sistema de cámaras y pantallas de alta definición alojadas en el interior de las cabinas que representan una ayuda real a la conducción. Este sistema elimina los ángulos muertos e, incluso, va más allá de las capacidades del ojo humano, ya que proporciona hasta tres tipos de óptica distintos: gran angular (para ver la carretera en su máxima amplitud), estándar y zoom (para una vista al detalle). De forma adicional, al tener las pantallas dentro del habitáculo y no en el exterior como sucede con los espejos, se evitan deslumbramientos y al estar las cámaras exteriores calefactadas, no les afecta circular en condiciones climatológicas adversas.

En la actualidad, los vehículos de cualquier segmento tienen en los retrovisores sus ojos para ver lo que pasa a los lados y detrás, pero los conductores no tienen una visión completa de lo que pasa a su alrededor, especialmente en los vehículos pesados. Desde septiembre, la DGT recomienda un adhesivo amarillo en el vehículo situado en las zonas de riesgo a modo de advertencia (en Francia es obligatorio), como una medida transitoria hasta que la tecnología esté generalizada, si bien deja toda la responsabilidad en ese usuario vulnerable.

Pero, la tecnología MAN OptiView no solo elimina los ángulos muertos, mejorando la seguridad en circulación, sino también en las horas de descanso del transportista. Incluso con cortinas cerradas, éste puede ver lo que sucede fuera del camión, activándolo desde la litera. Todo ello redunda en una mayor seguridad para el conductor, quien es protagonista también en este nuevo concepto de camión socialmente responsable.

Convivencia con los turismos

De la misma forma que el camión, en virtud del más grande, pone de su parte para incrementar la seguridad vial con las nuevas fórmulas de movilidad más vulnerables, también hace lo propio con los otros usuarios habituales de la vía: los coches. En este sentido, MAN ha identificado momentos de riesgo en la circulación para que el camión asista al conductor y se eviten posibles accidentes.

Esto sucede con los cambios de carril, con asistentes que avisan al conductor cuando se produce un abandono involuntario del carril y, si el aviso no ha generado una respuesta al volante, automáticamente mete el camión en la correcta posición. Del mismo modo, en situaciones en las que se desea abandonar voluntariamente el carril, si los sistemas detectan que hay un vehículo dentro del espacio al que el camión quiere acceder, no permite la maniobra haciendo que el camión permanezca en su sitio. Otra situación son los giros, especialmente en entornos urbanos (pensando en camiones de reparto o de basuras), que requieren de asistencia a la conducción, para lo cual MAN se vuelve a apoyar en cámaras y radares para obtener una visión 360 grados del entorno e, incluso, a vista de pájaro.

Innovar para ahorrar consumos

En este giro a la RSC, cada una de las innovaciones tecnológicas están encaminadas no solo a la mejora de la seguridad vial, sino también a la reducción de emisiones a través del ahorro de combustible. En este sentido, MAN ha concebido el camión como dos vehículos en uno a través de la programación: uno con carga y el otro en vacío. Ahora, el camión adapta su comportamiento a la condición de marcha a través del ‘software’, lo que permite alcanzar un ahorro de combustible significativo.

De hecho, la compañía busca con cualquiera de sus innovaciones ahorrar combustible por mínimo que sea. Así, ha rebajado la tara de la caja de cambios en 70 kilos; o bien, ha incorporado un sistema de optimización de la conducción “a vela” para el aprovechamiento de inercias, incluso con el cambio de visera en la cabina, que ahora se diseña conjuntamente y no de forma independiente, se reduce aún más el consumo.

De esta manera, el RSC incorpora la máxima de “cada gesto cuenta” asociado a innovar, es decir, “cada innovación ahorra” para buscar reducir el consumo de combustible en un momento de transición hacia las cero emisiones.

¿Qué te llevarías a una isla?

Para cerrar el círculo en torno al RSC, MAN ha trabajado el confort del conductor para aligerar el estrés que supone estar nueve horas diarias al volante, hasta 56 semanales en conjunto. Por ello, ha concebido un nuevo espacio en la cabina bajo la máxima de ¿Qué te llevarías a una isla?, es decir, la combinación entre lo imprescindible y lo deseable.

De este modo, MAN replantea el espacio del conductor y su descanso (equivalente a once horas diarias) con todo tipo de equipamiento para pasar cinco o seis días seguidos en ruta y que incluye desde televisión, consola y otros dispositivos del denominado ‘infotainment’, al aseo personal, la cafetera o el microondas.

Y, más allá del descanso, también es clave las mejoras en el puesto de conducción, para lo cual ha recabado las aportaciones de 700 clientes con vistas a hacerlo más sencillo, cómodo, confortable y con todos los elementos de control del vehículo fácilmente accesibles.

Comentarios desactivados en MAN quita los retrovisores sustituyéndolos por pantallas en la cabina, eliminando así los ángulos muertos

Catalogado como Noticias

Comments are closed.