Mercedes-Benz GLK: Por su propia senda

Mercedes-Benz GLK

Mercedes-Benz mantiene en el actualizado GLK la línea de un todoterreno clásico, diferenciándose así del resto de la competencia. Modificaciones estéticas, nuevos propulsores y más equipamiento centran los cambios en el alemán, a la venta en mayo desde 36.700 euros.

Si el Range Rover Evoque, la sensación SUV del momento, tiene una imagen marcadamente futurista, el actualizado Mercedes-Benz GLK conserva su estética rectilínea, con aires vintage, que presume de originalidad. El restyling del modelo alemán comprende modificaciones estéticas, así como motores turbodiésel BlueTec y nuevos sistemas de infoentretenimiento.

Los paragolpes son idénticos en todos los modelos, sin la distinción que existía entre los paquetes para carretera y para todoterreno. Por debajo de los nuevos faros se sitúan las luces diurnas por diodos luminosos (leds), de serie, integradas en un perfil cromado. La nueva parrilla con dos lamas y estrella central la comparte con los Mercedes-Benz de última generación. En la zaga, destacan la nueva forma de los protectores de bajos (opcionalmente, con acabados cromados) y los embellecedores en las salidas de escape. Los pilotos, con leds y fibra óptica, también se han modificado. Por su parte, los juegos de llantas, estrenados en esta actualización, van desde las 17 hasta las 20 pulgadas.

El GLK se puede personalizar con el paquete deportivo AMG, con diversos elementos específicos: faldones, parrilla, luces diurnas y llantas. Asimismo, el tren de rodaje tiene una puesta a punto deportiva.

Interior renovado
Muchos son los cambios experimentados en el habitáculo. La instrumentación varía completamente y, ahora, una moldura de aluminio o de madera (opcional) abarca todo el salpicadero. También destacan los nuevos difusores de aire redondos y otros elementos decorativos de estreno. El volante deportivo de tres radios y nuevos tapizados en los asientos también contribuyen a optimizar la atmósfera de calidad. En los modelos con cambio automático 7G-Tronic, la palanca selectora se monta en la columna de la dirección. De este modo, la consola central queda libre para ubicar un compartimento portaobjetos.

Ahora, el GLK permite navegar por Internet y abre nuevas posibilidades de entretenimiento a los ocupantes de las plazas traseras, pues hay un kit de integración para iPad Plus destinado a los pasajeros traseros. Además, por primera vez se ofrece un sintonizador de TV para recepción de canales de televisión digital.

Entre los sistemas de asistencia a la conducción, sobresale una cámara de 360º con la que se controla el perímetro del coche desde la pantalla del navegador. Esta tecnología nunca se ha utilizado en un Mercedes-Benz hasta ahora.

Motores de hasta 306 CV
La gama de mecánicas comprende cuatro opciones turbodiésel, que desarrollan 143, 170, 204 y 265 CV. La versión de 170 CV, de forma opcional, y la de 204 CV (de serie) pueden incorporar la tecnología BlueTec, que reduce el nivel de óxido de nitrógeno, cumpliendo así la normativa Euro 6. También hay un propulsor de gasolina V6 de 306 CV. Todos ellos incorporan el sistema Eco de parada y arranque automáticos del motor.

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario