Mercedes-Benz SLS AMG Electric Drive: Tormenta eléctrica

Mercedes-Benz SLS Electric Drive

Altas prestaciones y máxima ecología se unen en este superdeportivo de ¡750 CV! (180 CV más que el de gasolina) que acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos. Las baterías tienen una autonomía homologada de 250 kilómetros.

En el Salón del Automóvil de París, Mercedes-Benz ha presentado la variante eléctrica del SLS AMG, dotada de cuatro motores, uno para cada rueda, que, en conjunto, desarrollan ¡750 CV!, 180 CV más que la versión de gasolina. Las prestaciones, lógicamente, son de infarto: acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3,9 segundos y la velocidad máxima, limitada electrónicamente, es de 250 km/h. Eso sí, la autonomía es claramente peor que con el motor de combustión, pues sólo homologa 250 kilómetros. La batería debe ser recargada en una Wall Box doméstica pues, con ella, el tiempo pasa de 20 (en una toma de corriente convencional) a tres horas.

Para estimular a los ocupantes, el coche genera diferentes sonidos de forma artificial según la situación: aceleraciones rápidas, velocidad de crucero, reducciones, etc.

Lógicamente, la información que se da al conductor en la instrumentación es específica: carga de la batería, recuperación de la energía en desaceleraciones y frenadas, etc.

El deportivo alemán permite elegir tres gestiones del sistema de tracción, de menor a mayor permisividad: Comfort, Sport y Sport Plus. Además, no todos los motores entregan a la vez la misma potencia en cada una de las ruedas, por lo que, algunas veces, pueden actuar como si de un programa electrónico de estabilidad se tratase.

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario