Probamos el Mercedes EQA 250, el SUV eléctrico más equilibrado

Acudimos a Citycar Sur, concesionario Mercedes-Benz en Leganés (Madrid), para recoger el nuevo Mercedes EQA 250, el SUV compacto de la marca ‘premium’ totalmente eléctrico de 190 CV y autonomía de 494 km en ciudad (ciclo WLTP). Lo cierto es que nos ha causado una magnífica impresión, por estética, por capacidad, por comportamiento y autonomía.

Citycar Sur

La autonomía en un coche eléctrico depende exactamente igual que la de uno con motor de combustión: a mayor aceleración, mayor consumo y viceversa, por lo que, si somos comedidos con el pie derecho, el gasto en energía decrecerá, aumentando los kilómetros recorridos. Algo que hemos podido comprobar en el Mercedes EQA de Citycar Sur, concesionario oficial de la marca de la estrella y Smart en Leganés y Alcorcón, a más contención, menor dispendio. Y hay que reconocer que sienta muy bien cruzarte con estaciones de servicio y pasar de ellas. Cuando llegas a casa, enchufas el coche por la noche y listo para mañana. 

Pero vayamos por partes. El Mercedes EQA es un SUV compacto que pertenece a un segmento cuyo volumen de ventas es el más importante, utilizando la plataforma de un auténtico ‘best seller’ de la marca alemana, el GLA, el segundo modelo más vendido de la casa, tras el Clase A, en lo que llevamos de año. Es por ello que el motor del EQA, al igual que el modelo del que toma la estructura, está situado bajo el capó delantero y su tracción es delantera.

El EQA es también el coche de acceso a la gama eléctrica de Mercedes-Benz, después del EQC, ya probado por QuintaMarcha.com, por lo tanto, es un modelo llamado a seguir los pasos del GLA, o sea, un éxito de ventas entre los coches 100% eléctricos del fabricante alemán. Y es fácil adivinarlo porque goza de numerosas virtudes para triunfar.

Las dimensiones coinciden con las del modelo que procede, el GLA: 4,46 metros de largo, 1,83 m de ancho y 1,62 m de alto, con una distancia entre ejes de 2,73 m. Con una buena altura libre al suelo, 200 mm, solo en dos puntos no coincide con el GLA: las plazas traseras no tienen el piso plano -hay un pequeño túnel de transmisión-, debido a las baterías y el maletero, a consecuencia de la incorporación de nuevos elementos mecánicos, ve reducida su capacidad de carga a 340 litros, que, sin embargo, no son pocos para alojar el equipaje de los ocupantes. Pero, a pesar de los acertados cambios estéticos exteriores, hereda el excelente coeficiente aerodinámico del GLA, 0,28. 

Además de la línea atractiva que presenta, elegante y deportiva a la vez, la estética cambia respecto al modelo del que toma la plataforma. Empezando por el frontal, con faros Full Led y una parrilla diferente en la que destaca la ausencia de orificios de ventilación, puesto que no los necesita. La zaga también cambia, con ópticas de Led, y el lateral destaca por las novedosas llantas, que son francamente llamativas, un conjunto en definitiva que transmite fuerza y robustez.

Pero, sin duda, una de las cosas que más me han gustado del modelo alemán es su sencillez de manejo, fácil y agradable, sensaciones que no solo se perciben al conducirlo, sino también en la activación de los diferentes controles, como los modos de conducción. Incluso la regeneración de energía es una función que brilla por su simplicidad, lo cual no está reñido con la efectividad.

El habitáculo del Mercedes rezuma elegancia, buenos materiales, confort y buen gusto, en el que no falta la retroiluminación a elegir entre varios tonos, azules, rosas… Tras el volante multifunción, la pantalla doble, al igual que en el resto de modelos de la casa, de 7,25”, y que, opcionalmente, puede llegar hasta 10,25”. Pantalla con dos divisiones, frente al conductor el cuadro de instrumentos y a continuación el sistema multimedia con inteligencia artificial MBUX (Mercedes Benz User Experience), con manejo intuitivo mediante voz, tacto o gestos. Muchos me han preguntado si la conducción de este SUV es compleja, y les respondo que en absoluto, es de lo más sencilla, pues las funciones básicas para hacerlo son de fácil manejo, por ser claras e instintivas. Sin embargo, el sistema MBUX, de última generación -lo cual facilita las cosas-, es tan profuso y con tantas funciones que deberemos dedicarle un tiempecito para aprender su funcionamiento y sacarle así las múltiples capacidades que tiene.

Por otra parte, los cinco ocupantes que alberga el EQA en su desahogado interior viajan con espacio suficiente y gran confort, contribuyendo a ello el buen mullido de los asientos, con buena sujeción lateral los delanteros, y la ejemplar insonorización de la cabina, realizando el trayecto confortablemente.

Me resultó muy útil, a la que vez que divertido, las posibilidades de recuperación de energía del EQA, pues aparte de la recarga de la batería en las frenadas y en las deceleraciones, como todo eléctrico, el acumulador se va llenando con nuestra eficaz (o no) conducción. Para ello cuenta con el sistema de niveles de regeneración de energía que nos ayuda a conseguirlo. Se trata de dos levas situadas en el volante (como si fueran las del selector de marchas) desde las que pulsando la de más o menos, reducimos o aumentamos el nivel de carga de la batería. Por ejemplo, al abordar una curva y sin tocar el pedal de freno, retenemos la marcha del vehículo con la leva de la izquierda (menos), generando más carga, y lo contrario con la leva de la derecha. De esta forma, vamos comprobando como aumenta la autonomía de la batería a medida que nuestra efectividad al volante es mayor, consiguiendo más kilómetros. En total tiene cuatro niveles predefinidos (D+, D, D- y D–) y uno automático (Dauto), cinco modos pues de retención que nos permiten ganar hasta un 40% de carga.

Y para no dejar nada al azar, el navegador inteligente que incluye el SUV calcula rutas en función de los puntos de carga y el estado del tráfico. Y con la aplicación ‘Mercedes me’ tenemos a nuestro alcance una serie comodidades, como es la preclimatización del habitáculo.

Conducir el EQA es muy agradable y, como he señalado, divertido. Con tres modos de conducción, Eco, Comfort y Sport, así como una cuarta de configuración libre con la que podemos gestionar las suspensiones, dirección y acelerador, el Mercedes tienen unas suspensiones muy confortables, filtrando bien los baches, lo que lo hace especialmente cómodo en viajes. Me sorprendió el gran comportamiento dinámico que tiene, fruto sin duda de las magníficas suspensiones y de la ubicación de la batería, bajo el piso, bajando el centro de gravedad, lo que le da aplomo y seguridad, con un paso por curva magnífico sin balanceos y que puse a prueba en el puerto de La Lancha (escenario de las fotos, parque eólico de energía renovable, la misma que utiliza el EQA), dando la impresión de que va por carriles, mostrando además una gran calidad de rodadura que no hace sino aumentar la confianza en el modelo.

Por otra parte, el motor eléctrico, que da 190 CV, asociado a un cambio de una sola velocidad desmultiplicada, es más que suficiente para mover este coche que pesa 2.040 kilos, de los que 500 kilos pertenecen a la batería, moviendo el EQA con soltura. La relación peso-potencia es muy equilibrada, acelerando desde cero con una respuesta poderosa, típico en este tipo de propulsores, que es fino y silencioso. La sensación que transmite el modelo eléctrico de Mercedes es de satisfacción y equilibrio. Por otra parte, los frenos, a pesar del peso, actúan con contundencia y son resistentes al sobrecalentamiento, deteniendo el EQA con solvencia.

Entre el equipamiento de ayudas a la conducción que lleva el EQA, se encuentra el asistente activo de mantenimiento de carril, el control de crucero adaptativo, el de frenada automática de emergencia, el reconocimiento de señales de tráfico, el control de crucero adaptativo, la alerta de ángulo muerto y un largo etcétera.

Devuelvo el EQA en Citycar Sur de Leganés, en la Ciudad del Automóvil, haciéndolo con una sonrisa, porque el Mercedes EQA es un SUV que, una vez probado, gusta y convence, creo que es un salto cualitativo respecto a otros modelos de otras marcas. Un SUV, además, que cuenta con un profuso equipamiento totalmente innovador. Nada mejor que acudir a Citycar Sur para conocerlo, probarlo y llevárselo con un wallbox de hasta 22 kW de regalo, oferta vigente hasta el 30 de este mes de junio. ¡Habrá que darse prisa! 

Texto y fotos: José Mª Alegre 

EQUIPAMIENTO

Airbag de rodilla para conductor; Airbag frontal conductor; Airbag frontal pasajero; Airbags de cabeza delanteros y traseros; Airbags laterales delanteros; Alarma de cambio involuntario de carril; Alerta de peatones mediante sonido; Antibloqueo de frenos (ABS); Asistente activo de distancia ;Asistente de arranque en rampa; Asistente de cambio involuntario de carril; Asistente de frenado activo; Aviso de cinturón no colocado; Control de estabilidad; Control de presión en neumáticos; Control de tracción; Control de velocidad; Cámara de visión trasera; Desactivación de airbag del pasajero delantero; Distribución electrónica de frenado (EBD); Faros LED High-Performance; Fijación de silla infantil en fila posterior; Limpialuneta; Llamada de emergencia; Luces de carretera automáticas; Luneta térmica; Luz diurna; Mandos multifunción en volante; Ordenador de viaje; Reconocimiento de señales de tráfico; Retrovisores exteriores con calefacción; Selección de programa de conducción DYNAMIC SELECT; Servofreno de emergencia; Tres reposacabezas traseros; Volante con ajuste horizontal; Volante con ajuste vertical; Aire acondicionado; Apoyabrazos central trasero; Asientos delanteros con ajuste de altura; Asientos delanteros con apoyo lumbar (4 vías); Asientos delanteros con calefacción; Cierre centralizado; Climatización THERMOTRONIC de 2 zonas; Elevalunas electricos delanteros; Elevalunas electricos traseros; Filtro de habitáculo; Iluminación de ambiente con 64 colores; Limpiaparabrisas automático; Luces automáticas; Lunas tintadas; Mando de apertura a distancia; Parasoles con espejos de cortesía iluminados; Portón trasero EASY-PACK con accionamiento eléctrico; Retrovisores exteriores orientables eléctricamente; Toma de 12 V en maletero; Alfombrillas de velours; Elementos interiores en efecto espiral; Interior de techo tapizado en tela negra; Pantalla de 18,4 cm (7,25″) en cuadro de mandos; Tapizado símil de cuero ARTICO / tela Fleron negro; Volante deportivo de cuero; Asientos trasero abatible 40/20/40; Bandeja cubremaletero; Barras longitudinales para techo de aluminio pulido; Compartimento cerrado en consola central con persiana enrrollable; Maletero con iluminación; Portagafas; Portavasos doble; Redes en respaldo de asientos delanteros; Conexión Bluetooth para telefóno móvil; Conexión USB; Disco duro; Navegador; Pantalla táctil de 18,4 cm (7,25″) MBUX; Radio digital; Touchpad; Wifi hotspot; Equipo reparapinchazos; Llantas de aleación de 46 cm (235/55 R18) de 5 radios (R31); Carga CA hasta 11 kW; Carga CC hasta 100 kW; Módulo LTE para servicios Mercedes me connect; Protección cromada de umbral de carga; Recuperación de energía con levas de regulación en volante; etc.

FICHA TÉCNICA


MECÁNICA

Motor Del. transversal.
Potencia máxima 190 CV.
Par máximo 375 Nm.

TRANSMISIÓN

Tracción Delantera.
Caja de cambios Automática.

DIRECCIÓN Y FRENOS

Sistema Cremallera eléctrica.
Frenos del/tras Discos ventilados / Discos.
Suspensión del/tras Paral. deformable / Res. helicoidal.

DIMENSIONES

Largo/ancho/alto 4.463/1.834/1.620 mm.
Peso 2.040 kg.
Vol. maletero 1.320 litros / 340 litros.
Neumáticos del/tras 235/55 R18.

PRESTACIONES Y CONSUMOS

Velocidad máxima 160 km/h.
De 0 a 100 km/h 8,9 segundos.
Combinado bat. carga. 17,9 NULL / 424 km.
Durante la prueba
Emisiones CO2 N/D.
Impuesto Matriculación. 0%.

Comentarios desactivados en Probamos el Mercedes EQA 250, el SUV eléctrico más equilibrado

Catalogado como Pruebas

Comments are closed.