¿Cómo elegir un seguro para furgoneta camper?

Una furgoneta camper es un vehículo muy especial, no solo por sus características y su valor, sino porque además está concebido para hacer muchos kilómetros con él. Por eso, elegir un seguro adecuado no es una cuestión que se deba hacer con prisas y, mucho menos, en la que se pueda escatimar.

A la hora de contratar un seguro camper hay que tener en cuenta que las coberturas no pueden ser las mismas que las de cualquier otra furgoneta. Este es un aspecto que ya diferencia de manera definitiva unas aseguradoras y otras.

El consejo básico es elegir una compañía especializada. Es un buen medio de evitar dudas, lagunas en las coberturas y algún que otro problema en caso de siniestro. Después, a la hora de cómo saber el precio del seguro de camper, simplemente bastará con dar los detalles de los vehículos y elegir la modalidad más adecuada para el uso que de ellos se haga.

Cobertura que debe tener un seguro camper

Dejando a un lado aquello que todo seguro ofrece (responsabilidad civil y daños a terceros), existen toda una serie de coberturas, algunas de ellas específicas de furgonetas camper o caravanas, que no hay que pasar por alto:

  1. Uno de los aspectos más importantes es comprobar que el seguro cubre la camperización. Su valor es siempre elevado, pero en caso de siniestro, si no está cubierta, la aseguradora solo tendrá en cuenta el precio del vehículo convencional a la hora de cubrir los daños.
  2. También conviene que el seguro incluya cobertura por daños o robo de aquellos enseres de valor con los que se viaje. Puede ser el equipaje o artículos deportivos de cualquier clase, desde bicicletas a tablas de surf.
  3. Analizar la asistencia en viaje que ofrece el seguro es otro aspecto que se debe valorar con calma antes de elegir el seguro para furgoneta camper. Cuando se viaja con frecuencia fuera de España conviene que cubra asistencia ilimitada en carretera también fuera de nuestras fronteras (Unión Europea o países con Carta Verde).
  4. Más allá de una cobertura por rotura de lunas, que siempre es fundamental, conviene elegir un seguro de camper que incluya todas las ventanas y claraboyas del vehículo, es decir, aquellas de metacrilato o plástico. Estas están muy expuestas y su reparación puede ser costosa.
  5. Además, siempre es aconsejable comprobar si el seguro incluye daños por colisión con animales, por incendios o por fenómenos de la naturaleza como granizo o inundación.

Elegir el seguro adecuado

Teniendo en cuenta todas esas coberturas extraordinarias, y también el coste de un seguro para camper, la decisión de elegir un seguro u otro estaría condicionada por el uso que se haga del vehículo o los años que este tenga.

Lo ideal, sobre todo si es nuevo o está en muy buen estado, es optar por un seguro a todo riesgo que cubra cualquier siniestro o eventualidad. En este caso, lo habitual es que tenga algún tipo de franquicia. Si la camper se mueve poco o ya es antigua, se puede optar por seguros a terceros con coberturas ampliadas.

En cualquier caso, lo importante es asegurarse de que el seguro contratado ofrece la cobertura que realmente se necesita. Ahorrar en ello puede acabar saliendo muy caro.

Comentarios desactivados en ¿Cómo elegir un seguro para furgoneta camper?

Catalogado como Noticias

Comments are closed.