Mercedes-Benz CLS Shooting Break: Inédito

Mercedes Benz CLS Shooting Brake (frontal)

Mercedes-Benz vuelve a inventar una carrocería, el wagon de estética cupé. El CLS Shooting Break va para aquellos que no quieren renunciar a la imagen en un coche familiar. A la venta en otoño con motores de hasta 408 CV.

Con el CLS, Mercedes-Benz creó un carrocería inédita hasta ese momento, una berlina premium de cuatro puertas y estética cupé. Tanto éxito tuvo que sus rivales se pusieron a trabajar rápidamente para lanzar contrincantes directos al mercado lo antes posible. Los resultados, el Audi A7 Sportback y los BMW Serie 5 GT y Serie 6 Gran Coupé.

Ahora, la marca de la estrella vuelve a adelantarse al resto al crear la carrocería familiar del propio CLS. Denominada Shooting Break, comparte dimensiones exteriores con la berlina, a la que supera en volumen del maletero: 590 frente a 520 litros. Si se abaten los respaldos de los asientos posteriores, la capacidad llega a 1.550 litros. Para facilitar el acceso al cubículo, la apertura y el cierre automáticos del portón vienen como equipamiento de serie. También sin sobreprecio es la suspensión trasera neumática, adaptable en función del peso que tenga que soportar.

Mercedes Benz CLS Shooting Brake (trasera)

La gama de motores, al igual que el equipamiento opcional, los comparte con el CLS. Hay dos gasolina de 306 y 408 CV para las variantes 350 BlueEfficiency (BE) y 500 BE, y otras tantas turbodiésel de 204 y 265 CV, para las 250 CDI BE y 350 CDI BE. Todos se asocian a la transmisión automática 7G-Tronic Plus y vienen con el sistema de parada y arranque automáticos Eco.

EL CLS Shooting Break, con interior de cinco plazas y elementos en aluminio (para ahorrar peso), llegará al mercado en otoño.

Mercedes Benz CLS Shooting Brake (interior)

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario