Mercedes-Benz SL: Un ‘roadster’ de ensueño

Mercedes-Benz SL (frontal)

Parece imposible, pero el Mercedes-Benz SL, un ‘roadster’ de ensueño con techo duro retráctil, construido casi íntegramente en aluminio, con motores más potentes y una mayor habitabilidad, aglutina mejoras en todos los apartados. A la venta en la primavera de 2012.

El SL, uno de los Mercedes-Benz con mayor peso histórico (no en vano se fabrica desde 1952), se presenta totalmente renovado, con notables mejoras y tecnologías hasta ahora nunca vistas. Construido casi íntegramente en aluminio, el roadster alemán es hasta 140 kilos más ligero que su predecesor, al que supera también en rigidez. Incluso se ha utilizado el magnesio, aún más liviano que el propio aluminio. Por motivos de seguridad, en los montantes delanteros se integran tubos de acero de alta resistencia.
La mejora del comportamiento viene dada por la regulación semiactiva de los amortiguadores (en opción, se encuentra la suspensión con control activo) y la dirección directa con desmultiplicación variable en función del ángulo de giro. También el aumento de las dimensiones (50 mm más de longitud y 57 mm de anchura) contribuye a un mayor aplomo. Este crecimiento también se ve reflejado en el interior (37 mm más de espacio a la altura de los hombros y 28 mm más la anchura entre codos), lo que aumenta el confort de los pasajeros.

Mercedes-Benz SL (trasera)

Motores BlueDirect
Las opciones mecánicas pasan por dos motores de gasolina BlueDirect, un V6 de 306 CV y 370 Nm y un V8 de 435 CV y 700 Nm. Respecto a sus predecesores, ambos registran mayores potencias, consumen menos y otorgan mejores prestaciones al modelo alemán. Con el V6, el SL acelera de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, mientras que con el V8 el cronómetro se para en 4,6 segundos. Los BlueDirect están equipadas con la función Eco de parada y arranque automáticos del motor y se asocian con el cambio automático 7G-Tronic Plus.

Techo duro retráctil
La sexta generación del SL lleva un techo duro retráctil de accionamiento electrohidráulico que se repliega en menos de 20 segundos en el maletero, donde resta algo de espacio. De este techo, hay tres variantes: pintado, de cristal y el Magic Sky Control. Este último está dotado de un cristal con varios niveles de transparencia, regulables con un pulsador.

Mercedes-Benz SL (interior)

Primicias mundiales
Dos tecnologías hasta ahora nunca vistas están disponibles en el modelo alemán en el equipamiento de serie. El Magic Vision Control utiliza escobillas limpiaparabrisas con conductos por los que circula el líquido limpiador. Éste sale por la falda de la escobilla teniendo en cuenta el sentido del barrido, evitando de este modo la cortina de agua que empeora la visión cuando se acciona el limpiaparabrisas. Opcionalmente, las escobillas pueden ser calefactadas para evitar que se adhieran la nieve o el hielo.
El sistema Frontbass convierte el espacio libre en las estructuras huecas de aluminio, situadas delante del espacio para los pies, en caja de resonancia para los altavoces de graves.
Para abrir y cerrar el maletero sin manos, está disponible el Hands-Free Access. Moviendo el pie en la zona del paragolpes trasero se accionará la tapa.
El SL, que estará a la venta en la primavera de 2012, cuenta con un elevadísimo nivel de seguridad de serie: sistema preventivo Pre-Safe, Attention Assist y Adaptive Brake.

F.M.

Lleva motores V6 de 306 CV y V8 de 435 CV, asociados al cambio automático 7G-Tronic Plus

Dejar un comentario

Catalogado como Novedades

Deja un comentario