Por la noche, conduce con más precaución

Consejos al volante

Conducción nocturna

En invierno, son pocas las horas de luz que podemos disfrutar, por lo que, en muchas ocasiones, toca conducir de noche. En estos casos, aumenta la precaución porque el campo de visión es notablemente menor que por el día.

La conducción nocturna en invierno es muy habitual por las pocas horas de luz que podemos disfrutar. Lo que no es tan habitual es que, en estos casos, las personas desciendan la velocidad al volante, pese a que es algo primordial, pues el campo de visión disminuye notablemente. Aunque te encuentres con carreteras despejadas, no vayas rápido y aumenta la distancia de seguridad. Además, lleva bien regladas las luces, no vayas con el interior del coche muy iluminado y, si alguien nos deslumbra, aminora la velocidad, quédate cerca de la línea derecha de tu carril y gira un poco la cabeza hacia la derecha.

Si el desplazamiento es de madrugada, para a descansar y a despejarte cada 90 minutos, lleva el coche bien aireado y guíate por las líneas de la calzada, no por las luces de los otros coches.

Dejar un comentario

Catalogado como Noticias

Deja un comentario