Categorías: Motos

Al IV International Boxer Meeting Benasque 2023 disfrutando de la BMW F 850 GS

Me subí a la BMW F 850 GS Trophy y me fui al Boxer Meeting Benasque 2023, en su cuarta edición, y no hubo nada que me detuviera, ni la tromba de agua que me cayó en Guadalajara, ni la lluvia de todos los días posteriores, porque con una moto ágil y segura como la citada, aun con la carretera mojada, me mola viajar haciendo rutas para ver a los amigos.

El IV International Boxer Meeting, reunión de BMWs en su gran mayoría, si bien está abierta a todo tipo de marcas, lo puso en marcha Pedro Sancho Mañanet en 2019, un amante de la moto que nos dejó poco después y cuya figura estuvo presente, un año más, en el corazón y la palabra de todos los asistentes. El testigo de la organización del evento lo recogió el Club de Motos BMW de España -Sancho era socio del Club-, con Víctor Carrera, su presidente, al frente.

El cuartel general del evento se sitúa en cada edición en el Hotel Sommos Aneto, un cuatro estrellas que, excelentemente dirigido por José Jorge Sidos, no defrauda, con todas las comodidades y gastronomía para recuperarse de los centenares de kilómetros en moto, 600 en mi caso, si bien los hubo que llegaron de más lejos, como Santiago García, del que luego hablaré, que salió desde Marbella. Así que puse rumbo a Benasque por carreteras nacionales y secundarias (por la A-2 hasta Zaragoza, ya que salí de Madrid pillao de tiempo), que la esencia de la moto está en las curvas, disfrutando así del bello y desconocido paisaje de este país que solo se descubre en esas rutas que maravillan.

F 850 GS, una moto polivalente, ¡es una GS!

Y lo hice, como digo al principio, con una BMW F 850 GS Trophy (acabado que se diferencia por el color, azul Gravedad metalizado, toques atrevidos, parabrisas Tour -mayor protección del piloto- y los reposapiés Enduro que aumentan su carácter off-road, además del soporte para el Navigator sobre la pantalla TFT), una máquina muy afinada y polivalente con una conducción que genera gran confianza, tanto por carretera, yendo ligerito, como viajando con equipaje y acompañante o disfrutándola fuera del asfalto; una moto hecha para la aventura que ilusiona… ¡es una GS!

Superada la capital maña, tomo la A-129, pasando por Villamayor de Gállego, Perdiguera, Sariñena y un largo etcétera de pueblos, en algunos casos, de la España vacía. Enlazo con la A-131, luego la A-1223, cruzando Peralta de Alcofea, llegando a Barbastro por la A-1226, la tercera ciudad más poblada de la provincia de Huesca, capital de la comarca del Somontano, centro de la denominación de origen de los apreciados vinos de igual nombre, con bodegas de prestigio, como la de Sommos, a la que cursaremos visita… pero eso será el sábado.

Hasta la localidad barbastrense, el paisaje es una inmensa llanura, con campos verdes en su gran mayoría a los que la sequía parece no haber afectado. Es a partir de Barbastro cuando el recorrido es más divertido, animándose hasta Graus por la N-123, enlazando con la A-1605, y a partir de allí el trazado es cada vez más serpenteante, con la traca final desde Bonansa (nada que ver con la familia Cartwright de la extinta serie Bonanza) hasta Castejón de Sos, curvas y más curvas donde la F 850 GS se agarra al asfalto como un águila a su presa -incluso con lluvia, pues la BMW sabe ‘navegar’-, disfrutando del retorcido trazado hasta llegar a Benasque.

La F 850 GS que conduzco (¿pilotar es más apropiado?) tiene un motor bicilíndrico de 95 CV a 8.250 rpm y par de 92 Nm a 6.250 vueltas, potencia más que de sobra, pues responde con energía cuando le das al gas, disfrutando de su aceleración, de la suavidad de marcha y del loable consumo de combustible, con una media de 4,5 l/100 km… si no te pasas con el acelerador. Y qué decir del invento del asistente de cambio Pro, subiendo y bajando de marchas sin usar el embrague… Una delicia, sobre todo en conducción dinámica.

Carreteras catalanas, ¿vigilancia o persecución?

Llego a Benasque en “buen estado”, tras cerca de seis horas de ruta, con paradas cortas para echar gasolina. La comodidad de la BMW es notable. Tanto la posición de conducción, con el elevado parabrisas de efectiva protección, el confortable asiento, así como la absorbente suspensión, permiten rodar muchas horas sin que el cuerpo lo acuse, haciendo tiradas largas sin llegar hecho unos zorros.

A la mañana siguiente, bien prontito, y esperando la llegada de la peña por la tarde, aprovecho para ir a Vielha, capital del Valle de Arán, adentrándome en territorio francés. Y aquí hago una reflexión sobre mi experiencia por carreteras catalanas, que, equivocado o no, es lo que percibí -de este y otros viajes- y así lo cuento.

Porque una vez entras en la Comunidad de Cataluña, la cosa cambia totalmente, pues hay un exceso de radares, de los “normales” y los de tramo (Tram en catalán), aunque en algunos casos no los ves, seguramente porque tan solo está el cartel que los anuncia (más pequeño que en el resto de España), pero no el radar. El caso es que vas de culo, pues no sabes cuando has superado la amenaza, ni la velocidad a la que debes ir, ya que ésta no figura en ningún momento. Lo cierto es que ese exceso de vigilancia (¿persecución sería más apropiado?) me resulta incómodo y no porque quiera ir a mayor velocidad de la permitida, sino porque no pasarte del límite exige una atención constante que llega a agotarte mentalmente. Tanto radar, más que disuasorio, es claramente recaudatorio… Supongo que hay que financiar tanto derroche. Lo cierto es que cuando entras de nuevo en Aragón, respiras aliviado.

 

En Vielha, localidad de cuatro mil habitantes que recibe un sinfín de turistas franceses, las terrazas y balcones están engalanadas con flores como en los pueblos del país vecino, para que los galos que allí recalan, que son muchos, se sientan como en su casa. Tras tomarme un café, entro en Francia, cuyas autoridades te recuerdan los límites de velocidad, 130 km/h en autopista, diez más que aquí (¡Pere Navarro, toma nota!). Llego a la antigua aduana, paso fronterizo que para cruzarlo debías mostrar el pasaporte, algo que ya es historia, como la caseta aduanera, abandonada gracias a la UE. Como es tarde y amenaza lluvia, me vuelvo para España, ¿y qué es lo primero que me encuentro nada más tocar suelo patrio? El radar de la Generalitat para que te vayas acostumbrado.

Me vuelvo a Benasque desandando la ida, con el cielo más negro que el sobaco de un grillo. Pero la lluvia no descarga hasta Castejón de Sos, divirtiéndome de nuevo en la N-260, carretera típica de montaña con curvas de todo tipo, donde la F 850 GS muestra todo su potencial en tramos de asfalto. Alegre, eficaz, con carácter y tremendamente segura, demostrando porqué es una de las trail con más éxito del mercado, refleja en la pantalla TFT de 6,6″ a color –que incluye el opcional sistema Connected Ride- los modos de conducción ‘Road’ y ‘Rain’ que voy alternando según el estado de la carretera. Y si se quiere mayor refinamiento tecnológico (en el caso de la unidad que llevo), tenemos opcionalmente los modos ‘Pro’ y los adicionales ‘Dynamic’, ‘Enduro’ y ‘Enduro Pro’, que se combinan con el Dynamic ESA, así como el sistema DTC (Control Dinámico de Tracción) y el sistema ABS Pro, que incluye la luz de freno dinámica. Todo ello proporciona en carretera un comportamiento de chapeau, magnificado por los espléndidos Michelin Anakee 3 Trail que monta, transmitiendo una total confianza. El “problema” es que no quieres bajarte de la moto.

Por la tarde, ya en el Hotel Sommos Aneto de Benasque, va llegando la gente, mucha de ella que no he visto desde el último Boxer Meeting, o sea, desde hace un año; otra, como la de Km Solidarity, desde hace mucho menos, al colaborar con ella y mantener una relación de amistad. La presencia de la mayor ONG motera de España obedece al carácter solidario de esta edición del Boxer Meeting, pues un porcentaje de las inscripciones se ha donado a la institución motociclista riojana para realizar futuras acciones solidarias.

Ruta con visita a las Bodegas Sommos

El sábado, a la hora de los moteros mañaneros, o sea, prontito, nos vamos de ruta hacia las Bodegas Sommos -como indico al principio-, en Barbastro, cuna de la denominación de origen Somontano. Nuestro road leader es Fernando Blasco, que, como responsable de Huesca La Magia, además de motero, conoce la región y, por ende, sus carreteras, al dedillo. Con su BMW R 1200 GS Rallye guía a una treintena de motos con diligencia, respetando, eso sí, los ‘mandamientos’ de la DGT.

Llegado a este punto, hago una confidencia, la de que no me gusta ir en grupo. Hacerlo exige prestar mucha atención a cuánto te rodea: una moto que frena, el de delante que no se entera, la frenada de emergencia y tú que te lo comes si no estás al loro. Es cierto que en moto -y en cualquier otro vehículo-, se debe ir atento, pero en grupo mucho más. Y es que me encanta ir solo porque soy dueño de mi tiempo, de mi ritmo, de mis paradas. Pero si hay que ir en comandita, se va. Y fuimos y volvimos sin contratiempo alguno.

De las Bodegas Sommos, con una producción de seis millones de botellas anuales, animaros a que no os perdáis la visita y si ésta es a cargo de Diego Mur, su director de Marketing, como tuvo a bien honrarnos, mucho mejor. El edificio es una pasada y el interior, con todo el minucioso proceso de la elaboración del vino narrado por Mur, más que interesante. Y no perderse la cata final, con brindis incluido del grupo, apreciando la gran calidad de los caldos que allí se elaboran.

“Obras son amores, que no buenas razones”

La tarde del sábado estuvo de lo más entretenida con la charla del siempre ameno Santiago García, campeón del Mundo de Mototurismo (World Touring Challenge), un logro de difícil consecución… salvo para él. Le siguieron los responsables de Km Solidarity, Eduardo San Vicente, presidente; Ismael Santamaría; Rodrigo Sánchez y Cándido Díez. Presentados por el abajo firmante, los altruistas miembros de la mayor ONG motera de España en acciones solidarias hicieron un breve repaso de éstas y los motivos que les lleva a realizarlas: “Devolver a la sociedad parte de lo que ella nos aporta”, dijo San Vicente. Y como “obras son amores, que no buenas razones”, la ONG, acto seguido, junto con el Club BMW Motos España, entregaron media tonelada de alimentos al padre Edwin, párroco de Benasque, “porque hay mucha gente sin recursos que viene a pedir”, comentó el capellán.

 

El domingo, de buena mañana, vuelta a casa con la BMW, 600 kilómetros por delante…. Pero la moto tiene la ventaja de que flipas tanto con ella, que los viajes de retorno no se hacen pesados, sobre todo si es cómoda y segura como la BMW, todo lo contrario que en coche, que nada más salir ya quieres llegar. Porque la F 850 GS es una moto aventurera que vale para todo. Va magníficamente en carretera, ya sea solo, en compañía, con maletas y topcase a tope -el equipaje no puede ir mejor-, incluso si vas al fin del mundo. Su motor estira permitiéndote salir con rapidez de los momentos de apuros, como un adelantamiento, por ejemplo, y el gasto de gasolina es muy comedido.

Por otra parte, la prota de este reportaje está bien preparada para la conducción off-road, con un chasis robusto y perfecto para soportar los obstáculos en el campo, como bien dejó constancia Charly Sinewan durante muchos años, y unas suspensiones capaces: horquilla invertida y recorrido de 204 mm. Ruedas de 21 y 17 pulgadas (delante y detrás) y llantas de radios cruzados con neumáticos sin cámara con la opción del necesario (al menos para mí) control de presión de neumáticos. Sin obviar los efectivos frenos: dos discos de 305 mm de diámetro delante y uno de 265 mm atrás, con el sistema BMW Motorrad ABS de serie, pudiéndose desactivar en conducción off-road.

Llego a casa tras pasar un fin de semana de los que se recuerdan, conviviendo con gente interesante y divertida, en un evento que merece la pena y que por ello habría que potenciar, viajando con una moto que me gusta y me convence… por eso tengo una en el garaje.

Por José Mª Alegre (texto y fotos)

Entradas recientes

El nuevo Alpine A290, 100% eléctrico, presentado en Qualitauto, concesionario de la marca francesa en la Comunidad de Madrid

Se presentó en Qualitauto, concesionario del Grupo Renault en la Comunidad de Madrid, el nuevo Alpine A290. El modelo, un… Leer más

15 julio, 2024

Ford Raptor T1+, el pick-up con el que Carlos Sainz y Nani Roma quieren ganar el Dakar 2025

Carlos Sainz y Nani Roma disputarán el próximo Rally Dakar con el Ford Raptor T1+. Dos nuevos ‘pick-up’ del fabricante… Leer más

15 julio, 2024

Los SUV seguirán siendo los coches más vendidos. Explicamos los motivos

¿Los SUV seguirán siendo protagonistas del mercado durante los próximos años? Si bien existe una corriente emergente que ha puesto… Leer más

12 julio, 2024

Dacia adelanta las ayudas de hasta 7.000 € del Plan Moves III

El objetivo de Dacia es democratizar la movilidad 100% eléctrica y que esté al alcance de todos como demuestra su… Leer más

11 julio, 2024

Nueva Toyota Proace Max, la furgoneta comercial de gran tamaño, desde 24.545 euros

La nueva Proace Max consolida toda la gama de Toyota Professional: desde una furgoneta compacta como la Proace City, la… Leer más

11 julio, 2024

CERTT. Cierzo Rally Ejército de Tierra: Paseo militar de Alberto Dorsch y Marcos Martínez del Kobe Motor

Alberto Dorsch y Marcos Martínez, del Kobe Motor, se impusieron en la cuarta prueba del CERTT y están un poco… Leer más

10 julio, 2024