Viaje en moto a los cuatro extremos de Europa continental

Ángel Viñás

A lomos de dos BMW R 1200 GS Adventure, Ángel Viñas y su hijo homónimo emprenderán, el próximo 16 de agosto, un viaje-maratón a los cuatro extremos de Europa continental en tan sólo 19 días. En el texto, Ángel padre nos explica los entresijos de esta aventura.

El viaje
Sur: Punta marroquí de Tarifa (España) // Norte: Cabo Norte (Noruega) // Este: Próximo a Vorkutá (Rusia) // Oeste: Cabo Roca (Portugal). En total, unos 20.000 kilómetros, 15 países distintos y 19 fronteras.

No nos consta que se haya hecho este viaje en moto y menos en tiempos previstos. Nuestra idea es hacer un viaje-maratón, sin asistencias y lo más rápido posible. Las etapas serán de no menos de 15 horas al día en moto. Algunos días son de hasta 17 horas.

La zona más difícil es la que va desde Cabo Norte hasta Vorkutá (en los Urales) y, desde allí, el regreso hasta entrar la zona de San Petersburgo. Hay unos 3.500 kilómetros con velocidades medias inferiores a 70 km/h. Lo más sorprendente es que hay otros 3.500 kilómetros con velocidades medias que no superan los 40 km/h, según la Guía Michelín. Resulta poco creíble, pero de ser cierto implicaría que, para hacer 700 kilómetros, habrá que estar 17 horas sobre la moto.

Algunas etapas tienen graves problemas de abastecimiento de gasolina. Suponemos que la realidad será menos crítica, pero, según la Guía Michelin y Google Maps, hay recorridos de más de mil kilómetros sin gasolineras. Creemos que sí las habrá, pero tal vez su suministro no sea regular. En consecuencia habrá que hacer alguna etapa con unos 80 litros de gasolina en cada moto.

No tenemos todavía información exacta de cómo llegar desde Vorkutá hasta el punto exacto más al Este. La cartografía rusa es militar y lo que publican es casi inútil. Vorkutá es una ciudad que se encuentra 50 kilómetros al norte del Circulo Polar Ártico. Es una ciudad minera al pie de los Urales, antiguo centro administrativo de los gulags y base de bombarderos estratégicos rusos. Por todo ello, será difícil moverse por allí en plan turista despistado, “buscando una foto en el punto más al Este de Europa”. No obstante, una vez allí dedicaremos un día a intentar llegar lo más cerca posible, con las motos por pistas, hasta el punto geográfico reconocido como el más al Este de Europa continental. Hay unos 150 kilómetros de distancia (en línea recta) entre la ciudad y el punto. Es imposible preveer aquí y ahora, lo que vamos a poder hacer allí. Seguimos investigando, pero las agencias de viaje especializadas no saben nada al respecto. Este no es un destino de turismo-aventura. Parece que nadie tiene interés en llegar al extremo más oriental de Europa en moto.

El método
El viaje es muy de aventura. Si encontramos donde dormir, lo haremos en una cama, lo que no será problema en la Europa occidental, si no vivaquearemos. Llevamos material para ello.

Vamos sin asistencia y sin apoyo de ninguna clase. El viaje es tipo maratón. No hay turismo. Sólo ruta de forma metódica.

Para no perder tiempo las motos no serán revisadas durante el viaje y no efectuaremos, salvo avería grave, visita a taller alguno, ni cambio de aceite, ni recambio de neumáticos. Ello implica una conducción rigurosa y constante, que nos permita conservar las mecánicas, los neumáticos y evitar accidentes.

El equipo
Llevamos dos motos BMW R 1200 GS Adventure. Creemos que son las motos ideales para este tipo de viajes, por su robustez, polivalencia y comodidad. Las hemos preparado adecuadamente y, a pesar de que nuestro objetivo es ir muy ligeros de peso, creemos llevar todo lo necesario para los imprevistos razonables.

Los viajeros
El viaje lo haré con mi hijo Ángel, de 30 años. Tenemos experiencia en viajes largos en moto, con etapas de hasta 1.800 kilómetros en un día. No obstante, pretender hacer 20.000 kilómetros en una moto, en gran parte por malas carreteras, en sólo 19 días y sin asistencia, roza lo insensato. Ese es el atractivo del viaje y el desafío asumido.

No vamos a hacer turismo con las motos, sólo kilómetros. El riesgo máximo, salvo accidente, puede ser que tal vez no seamos físicamente capaces o no podamos, por problemas fronterizos, mantener el ritmo y demoremos la llegada a Lisboa dos, tres o cuatro días.

Tenemos experiencia en viajes de aventura en 4×4, tanto por España como por el Sahara, travesías marítimas de varios días en kayak y sobre todo gran experiencia en alpinismo, con algunas ascensiones que son primeras nacionales.

Las claves
La clave de este viaje está en ser extremadamente rigurosos con el ritmo, que debe ser constante y sin riesgos, respetar los descansos, las comidas, la hidratación y la higiene. Evitar las pérdidas en la ruta, los problemas con las policías locales (inevitables en Rusia), pérdidas de tiempo en las fronteras no comunitarias y conservar las mecánicas y los neumáticos, y tener un poco de buena suerte, que siempre ayuda.

Resumen
– Un recorrido completo inédito. Los cuatro extremos geográficos de Europa continental.

– Viaje continuo, sin etapas de descanso o de regreso a España. Es salir y regresar en el menor tiempo posible.

– Etapas de 16 horas de media diaria en la moto.

– Sin asistencia y apoyo externo alguno.

– Zonas (7.000 kilómetros) complicadas de ruta y de abastecimiento.

Este viaje es simplemente una estupenda oportunidad para intentar una locura inequívoca, de las que le permiten a uno descomprimirse.

El viaje es una iniciativa personal, cuyo único objetivo es la aventura en sí misma. El placer de saber que se está haciendo algo que, aparentemente, nadie ha hecho antes.

Ángel Viñas

1 comentario

Catalogado como Noticias

Una Respuesta a Viaje en moto a los cuatro extremos de Europa continental

  1. victor

    adelante grandes, ya nos contareis a la vuelta y durante el recorrido.
    Victor Portillo Garcia.

Deja un comentario