Categorías: Noticias

Así le “cantó” las notas de carrera a Stirling Moss su copiloto permitiéndoles ganar la Mille Miglia con su Mercedes en 1955

En la exposición 33 Extras del Museo Mercedes-Benz se hallan las notas utilizadas por Stirling Moss y Denis Jenkinson en su victoria en la Mille Miglia de 1955 a bordo del Mercedes-Benz 300 SLR. Un dispositivo de dos rollos de papel de 5’5 metros de longitud en una caja de aluminio con una ventana de plexiglás, permitió al copiloto leer sus notas.

La idea de desarrollar una estrategia de carrera basada en un conocimiento preciso de la pista no era nueva. La piloto de carreras checa Elisabeth Junek (1900 a 1994) es considerada la pionera de este enfoque analítico en la década de 1920. Los pilotos de rally anotan todos los detalles en un libro de ruta para que el copiloto le pueda decir al piloto lo rápido que puede ir, cómo es la siguiente curva, cómo es la superficie de la carretera, etcétera. Moss y Jenkinson recopilaron meticulosamente este conocimiento durante varias sesiones de entrenamiento en Italia en 1955 como preparación para la Mille Miglia de 1.600 kilómetros.

Utilizaron las notas por primera vez después de la Pascua de 1955 durante las sesiones de entrenamiento. Pero Jenkinson difícilmente hubiera podido pasar las páginas de un libro normal con la suficiente precisión en un automóvil descubierto. Jenkinson explicó: “Nuestros detalles de la ruta se habían perfeccionado y los escribí todos en una hoja especial de papel de dieciocho pies de largo. Moss hizo que se construyera una caja de aleación, sobre el sistema de rodillo del mapa, y para nuestra práctica final utilicé este dispositivo, enrollando el papel desde el rodillo inferior hasta el superior. Las notas se leían a través de una ventana de perspex, sellada con sellotape por si la carrera se corriera bajo la lluvia”.

Además, debido a que el ruido en el automóvil era tan fuerte, no era posible la comunicación mediante la voz. Así que Jenkinson pasó los meticulosos detalles de la ruta a Moss mediante señales con la mano. El código que constaba de 15 señales manuales y demostró su eficacia. Como dijera Stirling Moss después de la Mille Miglia de 1955: “Estuvimos de acuerdo en que era un método mejor que cualquier otro para la comunicación, después de haber probado micrófonos abiertos, ‘micros’ de garganta y otros métodos”. La recompensa por su arduo trabajo fue un tiempo récord de 10 horas, 7 minutos y 48 segundos, lo que supone que Moss y Jenkinson ganaron la Mille Miglia a una velocidad promedio de 157,6 km/h. Nadie ha logrado superar esta marca hasta el día de hoy.

Entradas recientes

Vístete de Acerbis Off Road estas vacaciones

El equinoccio de verano inaugura la estación del calor, con sol, mucho sol, y más calor. Pero, cuando se disfruta… Leer más

18 julio, 2024

6 consejos para sacar el máximo partido a nuestro vehículo eléctrico cuando el calor aprieta

El verano, con el aumento drástico de las temperaturas, pone a prueba el rendimiento de las baterías de los coches… Leer más

17 julio, 2024

Aixam, el coche sin carnet que pueden conducir los menores de edad

Aixam es la alta gama de los coches sin carnet apto para conducir a partir de los 15 años. No… Leer más

17 julio, 2024

Toyota en el Goodwood Festival of Speed 2024

La estrategia multitecnológica de Toyota estuvo representada en el Goodwood Festival de velocidad, entre otros modelos, por el GR Yaris,… Leer más

16 julio, 2024

Benimar, fabricante de autocaravanas, nombra al deportista extremo Dani Román, embajador de la marca

Benimar, fabricante español de autocaravanas, ha nombrado a Dani Román, deportista extremo y conocido como el ‘hombre pájaro’, nuevo embajador… Leer más

16 julio, 2024

El nuevo Alpine A290, 100% eléctrico, presentado en Qualitauto, concesionario de la marca francesa en la Comunidad de Madrid

Se presentó en Qualitauto, concesionario del Grupo Renault en la Comunidad de Madrid, el nuevo Alpine A290. El modelo, un… Leer más

15 julio, 2024